Gatas y magos lectores (I)


En una apacible tarde lluviosa, la de ayer, hablábamos sobre libros. Sí, a las gatas (y a los gatos) nos apasiona la lectura. Posiblemente nunca hayáis visto a un gato leer, pero eso no es nada raro. Las gatas y gatos somos especialistas en vivir una doble vida: una , la vida que mostramos a los human@s y a otros animales no humanos, y dos, esa otra misteriosa vida en la que nos movemos subrepticiamente, ocultos a todos los ojos que no sean felinos. ¿Acaso alguna vez nos véis cuando viajamos con las bruxas? ¿O cuando nos dejamos acariciar por los fantasmas que viven con vosotros, sin que seáis capaces siquiera de adivinarlos? Pues para nosotr@s, hallar rincones ocultos para dedicarnos a leer es algo muy sencillo. ¿No os habéis dado cuenta de cómo a los gat@s nos atrae la calidez de las cubiertas de los libros? Mirad aquí a Fadagris, acomodada en las estanterías, por ejemplo.

Acabamos de leer "El Nombre del Viento", otro día os contaré algo más de este libro tan interesante. Es uno de las muchas historias protagonizadas por seres humanos versados en la magia, en la sabiduría oculta. Por alguna razón, nos atraen los magos como personajes: quizá porque ellos son capaces de convertir en realidad lo que sólo existe en la imaginación, quizá porque proyectamos en ellos ese deseo...

Pero, queridos amigos felinos y humanos, el verdadero mago es el lector, la lectora. El poder del mago lector le lleva a atravesar los límites de la realidad, va más allá del papel. El mago lector atrapa a los personajes fantásticos y los dota de realidad en el mundo de su mente. El mago lector vive otras vidas, se convierte en los personajes leídos, sueña sus sueños y sufre sus mismos sufrimientos. He aquí el poder de la lectura, tan grande como la mayor de las magias.

11 comentarios:

Fauve, la petite sauvage dijo...

Magnífico.

A mis gatos les gusta, además de estar entre libros, que yo lea; y aún más: que les lea en alto.

Besitos,

Fauve

(Lectura y gatos: ¡perfecto!)

Marta dijo...

Gracias por pasarte por mi blog. Me encanta lo poco que me ha dado tiempo a ver de tu trabajo, es sensacional. A mí también me encantan los gatos y los cuentos. Me quedo por aquí a ver tu blog. Un abrazo!

Tanakil dijo...

¡Qué entrada más bonita!
Supongo que ya lo leíste, pero en el Laberinto dediqué una entrada a los libros y los gatos ;-) También tienes una muestra en enero de cómo Merlin y Bombay disfrutan de la lectura, jeje.
"¿Acaso alguna vez nos véis cuando viajamos con las bruxas?" Los míos siempre salen conmigo a pasear en mi escoba ;-)
Saludos,
Tanakil.

· Alba · dijo...

La merienda predilecta de una de mis gatitas son las esquinas de libros de tapa dura ;)

Lamia dijo...

Eyyyy, por fin te has leído el libro. A mi me gustó mucho. Estoy deseando hacerme con la continuación pero, al parecer, no está escrita todavía o, al menos, no en español.
Besos.

Gata Bru dijo...

Fauve, tienes razón, la magia de las voces lectoras son como un ronroneo con palabras...

Marta, gracias, lo mismo digo!

Tanakil, he visto tu entrada llena de sabiduría, y he recordado con placer a tus gatos del Laberinto! Me has dado una idea para otra entrada, o mejor, salida de bruxas!

Alba, esa afición es compartida, jajaja!

Lamia, ¡claro, recuerdas cuando lo comentamos? También nos ha gustado, pero es muy fastidioso lo de las continuaciones...

Tanakil dijo...

¿Salida de bruxas? ¡Uy, qué buena pinta! Avisa, avisa, ¿en qué estás pensando?

Susana dijo...

De gatos sé más bien poco, pero a mi perrilla también le encanta comer un buen libro para almorzar....

Un abrazo.

Ro dijo...

Coincido, la lectura transporta, hace realidad las fantasías, claro que para lograrlo es necesario que el autor sea buen narrador, di que si. Veo que te has cobijado por un buen libro jejeje
Abracito de
Ro

La Gatera dijo...

¡Cuánta verdad y, al tiempo, cuánta magia en esta entrada! Gracias, querido Chema.

Saludetes gatunos del trío de La Gatera.

Gata Bru dijo...

Susana, los gatos puede que seamos lectores, pero es que los perros, al menos el que yo conozco, es ¡devorador de libros!

Ro, tienes razón, igual que los magos deben conocer el hechizo, los narradores deben conocer la magia de las palabras!

Hey!, ese trío gateril me alegra siempre que aparece por esta gatera! Maullidos cariñosos pra vosotr@s!