Nuevo libro

Con ayuda del Maestro Silbanus, terminamos la ilustración para el libro "27 palabricas". El cómo se hizo puede verse en la mesa de dibujo de Chema Lera.

Para celebrarlo cambiamos el fondo del blog Gatoporlibre y ponemos esta maravilla que ha hecho aparecer la varita mágica de la fada amiga Luisa Covelo. ¡Mil gracias por el regalo!

3 comentarios:

Mila dijo...

Qué bien, otro libro :)

Casi se me escapa la noticia, porque últimamente he pasado en la cueva más tiempo que fuera de ella y casi no he visto la luz del sol ni de la lunita, cachis...


Enhorabuena, Chema, y amigos felinos. Ojalá que salga todo a pedir de boca y que 27 palabricas tenga mucho éxito entre niños y niños-grandes. Y a ese torito con astas de sonrisa de luna, y asiento de "expediente" gracias por ponerme otra sonrisa en la cara a mí ;)

Un abrazo a todos!

(Me vuelvo a la cueva, que sólo me quedan ya unos tres días de encierro.) *cruzo los dedos*

(Chema, como ando liada y perezosa, copiaré el comentario en "mesa de dibujo" así que disculpa el copia-pega.)

Tanakil dijo...

¡Ahora sí me gusta el blog! Te ha quedado genial con ese fondo de tus ilustraciones. ¡Precioso!
Enhorabuena por el libro :-)
Tanakil.

Luisacov dijo...

Hola Chema y hola gatos. Me alegra que os gustara. Mil gracias por lo de "fada", siempre quise ser una especie de hada del bosque que llenara el mundo de intensos colores y de sonidos de pájaros viajando entre árboles centenarios,... pero perdí mi polvo mágico cuando era pequeña y me obligaron a crecer en un mundo que fue sustituyendo los árboles, las flores, el rumor de un río por el asfalto, el cemento y el sonido de los cláxones pero sabes, unas pequeñas motitas de polvo mágico se quedaron prendidas en mi corazón y eso me permite cerrar los ojos y regresar a ese mundo que dejó de existir, para seguir pintando en mis sueños flores multicolores, paisajes imposibles, sonidos de recuerdos que no regresarán. Allí, siguo siendo esa hada que nunca quiso crecer. Un abrazo a todos.

Me alegra saber que nuevos trozos de tu mundo siguen acompañando a nuevas historias que pronto, como pececillos, surcarán los mares en busca de hábidos lectores que los atrapen con sus cañas de interés. Luisa Covelo