Toza de Nabidá (Tronca de Navidad)

La Toza o Tronca de Nabidá es un recuerdo de la celebración pagana del solsticio de Invierno que se conserva en Huesca (Uesca). La Toza se convierte en un espíritu, en una pequeña diosa capaz de atraer de nuevo al sol -al dios sol- en su retorno al final de las noches largas y frías.

Esta antigua costumbre nos une a todos nuestros antepasados mediante el rito de encender la nueva Toza de carrasca utilizando el calibo que se conserva del año anterior.

Mientras la Toza arde, la Nueigüena se consume y amanece el nuevo sol con fuerza regenerada para fertilizar campos y bosques.

Me gustan estas viejas historias. Es lo poco que queda de auténtico en estas fechas. Hoy le he dado un rostro a la Toza. Mirad:

3 comentarios:

Noemí Risco Mateo dijo...

¡Qué bonito, Chema! Aunque con esa cara tan afable, da pena quemarla. Conocía esta tradición, pero no los términos de Huesca. Siempre nos enseñas cosas nuevas de tu zona. ¡Gracias!
Noemí.

Erinna dijo...

¡Ilustrador infantil y cuentista! :D :D :D
¿Sabes que yo soy cuentacuentos y colecciono cuentos ilustrados? ^^ ¡Me encanta todo!

Gata Bru dijo...

Noemí, al final la cara no se quemó, aquí está mirándome mientras dibujo.

Erinna, ¡bienvenida! Es un honor tenerte por aquí como cuentera, como amante de los cuentos y, sobre todo, ¡como amiga!