Imbolc, en el vientre de la tierra


Imbolc es una palabra antigua que significa "en el ombligo", "en el melico" o "en el vientre". Muchos años atrás celebraban una fiesta cada vez que el sol llegaba al punto central entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primaveral. El sol, en su camino, comienza una nueva etapa. Ha pasado la época en la que ha dormido, en la que hemos pensado que se olvidaba de nosotros. Los celtas celebraban una fiesta, la fiesta del sol, un nuevo año solar.

Desde el uno de febrero y hasta la luna llena, es tiempo de renacer, de despertar. Bajo el silencio de la tierra, bajo el hielo o la nieve, las raíces de los árboles comienzan a desperezarse. El sol, tímidamente al principio, cada vez con más fuerza, aunque quizá los human@s no seamos capaces de notarlo, va poco a poco calentando las semillas que cayeron de los árboles allá por el otoño, y quedaron dormidas bajo la tierra.

Algunas personas especialmente sensibles, es posible que se sientan removidas por dentro estos días. Nuestros cuerpos están conectados a la naturaleza, y deberíamos compartir con ella esas nuevas sensaciones. Es tiempo de encender velas y ponerlas en las ventanas, para que el sol no se olvide de volver a brillar. Por eso los cristianos celebran la Candelaria, y encienden las candelas. Y por eso Santa Brígida sustituyó a la diosa celta Brighid, diosa triple, como la luna. Os pongo un dibujo mío de ella:

Es tiempo de reconocer que, pase lo pase, siempre hay un disco de luz esperando detrás de las nubes, detrás de la boira, y llegará el día en que brillará con fuerza.

Hay otro nombre con el que se conocía esta fiesta entre los celtas: Oimelc, que significa “leche de ovejas”. Y ello me lleva a pensar que el nombre de "melico" o "melic" que se da en aragonés o en catalán al ombligo, tiene mucho que ver con estas tradiciones.

Enlace a un artículo de Chema Lera publicado en E.L.F.O.S.

3 comentarios:

La Creadora dijo...

Ohhh q entrada mas estupenda!, me encanta el dibujo que has hecho:D hay que ver mira q perdemos costumbres antiguas, deberiamos retomarlas :D

Saludos!

Lamia dijo...

Según lo que escribes... yo debo de ser una de esas personas sensibles. Llevo una semana con el almica muy revuelta. Supongo que los proyectos e iniciativas que tengo en mente suponen un reto al que me enfrento con más miedo que soltura. Pon una luz en tu ventana también para mí. Así el sol calentará mi mirada y hará que vea todo con más claridad.

:chemalera: dijo...

Creadora, gracias por tu visita, siempre con palabras de luz. Las buenas costumbres antiguas, atesorarlas, las costumbres equivocadas, no olvidarlas... para no revivirlas.

Lamia, siempre hay una luz para cada un@ de mis amig@s, ¡suerte con tu sendero!