Crónicas de cuento (las mil y una Doras soñadoras)


Hubo una vez una ciudad en la que se contó un cuento y luego otro y luego otro... Unas niñas y unos niños escucharon, respondieron y ayudaron con sus palabras a contarlo. Una gata llamada Fada, un perro llamado Pito y un duende de nombre misterioso y desconocido acudieron a la llamada del cuento de Dora soñadora, y arroparon a Isamar la narradora. Después de ese cuento, surgieron otros cuentos, el de Inma y Ainhoa (Lamima) o el de Isabel y Simba (Lamia) , y se conviertieron en crónicas generosas, tiernas y amables, que os invitamos a leer.

Gracias, amigas.


P.D. La foto es de la mismísima Majestad Gata del palacio real de Rabat, que disculpó su presencia en la presentación de Dora soñadora pero quiso transmitir su apoyo a la gata Fada y nos envió desde el mundo de las Mil y una Noches esta imagen (gracias a Guillermo M.), imagen real en todos los sentidos.
En cuanto regrese del todo, contaré mi cuento sobre el cuento...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Chema, fue precioso, un auténtico sueño, fui niña otra vez.
M.

Ro dijo...

¡Una gata Majestad Gata del palacio real de Rabat!

Que gustazo que mis amigos felinos puedan darse vida de reyes. Mis deseos por que sigan inspirando los corazones humanos y contribuyan a que estos manifiesten su creatividad y la compartan con todos.
Gracias por el post, la imagen es estupenda.
Besos
Ro

Lamia dijo...

¿Has pensado alguna vez que desde la Luna, con una escalera de nubes, es posible acceder a ese palacio mágico en el que habitan duendes y hadas y bruxas y sorginak y laminak? El gato espera que empiece una fiesta en la que la música y la danza estirarán del arcoirís hasta crear una cúpula de colores infinitos.

Ara Pilar dijo...

Hola, soy Ara. Nos conocimos en el cuentacuentos de Zaragoza. Mi gata Pelusa y yo estamos encantadas con el libro.
Te invito a conocer mi blog www.diverdibujos.blogspot.com

Muuuuuchos besicos

Violeta dijo...

Bueno, pues yo soy la tercera hija de Marianchels... la más pequeña, y por eso mi mamá escribe por mi.
Nos gustó mucho el cuentacuentos, pero mucho más el libro porque los dibujos son geniales, la historia divertida y dulce y el cuento muy redondico. ¡Una delicia para contarlo! Por las noches acompaña genial porque ya se sabe que las gatas son nocturnas...

Besos mil

La Gatera dijo...

Pues parece que el cuentacuentos fue todo un éxito. ¡Nos algramos, querido Chema!

Por cierto, ¡nos encantó la realísima foto!

Saludetes gatunos.

Luisacov dijo...

Regalar sueños a cambio de palabras es un intercambio justo entre el mundo de los adultos y los niños. Ojalá la bruja del olvido y de la razón no nos acechara a medida que crecemos para robarnos la imaginación y la inocencia. Pero aunque ella es poderosa, un reducto de soñadores que conocen sus trucos se resisten a dejarse vencer y, aferrados con todas sus fuerzas al mundo de la ensoñación, de los cuentos y los sueños imposibles, siguen montando a lomos de su imaginación para visitar lugares donde Dora toma el té en tacitas de porcelana invisible mientras mantiene una animada conversación con gatos de anteojos y chistera, que han llegado desde muy lejos con historias que nadie pudo creer.

Me alegro Chema que haya tenido éxito y que hicieras devolvieras a la infancia a quien te escuchó.
luisa
(http://luisacov.blogspot.com/)

Gata Bru dijo...

Gracias, gracias a tod@s por estar aquí y haber estado allí, y por vuestros comentarios, gracias especiales a Ara, Violeta e Irene, bienvenidas a nuestra gatera... Chema anda con achaques, por eso mientras tanto vengo por aquí a maullaros y a ronronearos, ¡qué maj@s que sois tod@s!

Gata Bru dijo...

Uy, qué despiste felino el mío, se me olvidó saludar a las nuevas amigas gatas Pelusa y Noche...

Mila dijo...

Qué envidia (sana)... Quién hubiera podido estar ahí con todos vosotros.

Vengo directa de Flandes, ya que me visitaste allí, Gata Bru, porque quería comentaros que podríamos conectar a través de e-mail para esas frases "felinamente interesantes" o cualquier otra pregunta que queráis hacerme.

Las dos posibilidades que se me ocurren: 1) que me pongáis un comentario en mi blog con la cuenta de correo, ya que como tengo que dar permiso para que se publique lo apunto y luego va a la papelera, y así nadie ve ni vuestro correo ni el mío. O
2ª) opción: que Chema le pida a Logi mi cuenta de correo.

Mira que he estado varios días sujetando los dedos para no escribiros nada aquí hasta que... Me llegara el libro, pero no sé qué habrá pasado. Lo pedí el día 30, se lo reclamé hace 2 ó 3 días y me mandaron datos (enviado el 6 y en tránsito el día 9) pero aquí no ha aparecido todavía.

En fin, que ya volveré a entrar para festejar la llegada de Dora a casa :)

Besotes a humanos y gatos, y el deseo de una pronta mejoría de sus achaques a Chema.

Anónimo dijo...

¡este blog es mágico!sueño con ese cuento...
Un abrazo desde el país de Nunca Jamás!
Loreley