Dora soñadora, para leer

Me ha hecho mucha ilusión encontrar esta reseña en el suplemento escolar de Heraldo de Aragón que coordina Silvia Rubio. Siempre me entretengo en hojear los suplementos escolares de los periódicos, sobre todo porque a veces publican dibujos que los niñ@s hacen y luego envían a la redacción. Cuando yo era pequeño enviábamos dibujos a los concursos, sobre todo los navideños. En un concurso infantil de dibujos sobre paisajes gané un tercer premio. Se me ha olvidado cuál fué el premio en sí, medalla, galardón o lote de libros, que me correspondió, pero nunca desaperecerá de mi memoria el paisaje que dibujé con ceras duras: media docena de árboles delgados, con troncos que sólo eran una línea sinuosa, muy marcada, rodeados por una valla de madera en medio de un prado. Quizá por eso siempre me gusta dibujar árboles, también tienen su lugar en Dora soñadora.


4 comentarios:

Tanakil dijo...

¡Qué bien! Te felicito por la reseña :-)
Saludos,
Tanakil.

Luisacov dijo...

Me alegra ver que los medios, sobre todo los relacionados ocn niños, están al tanto de lo que se va publicando. Felicidades por la reseña tan positiva que ha realizado el autor.
Supongo que por ese refuerzo positivo que obtuviste con tu dibujo cuando eras pequeño, es lo que ha marcado tanto tu gusto por dibujar árboles. A veces los adultos olvidan que las buenas palabras, los elogios ante algo bien hecho es dar un poco de felicidad a quien lo escucha y con ello se consigue mas cosas que con críticas y gritos. Supongo que ahora, con esta lluvia de elogios y buenas críticas a algo que has hecho con tanto cariño te llenará de satisfacción, así como ver las caras de los niños cuando oyen tu historia. Disfrutalo porque después de estar esperando por ello tanto tiempo te lo mereces.
Luisa

Ilaski dijo...

Mi capacidad creativa está más relacionada con las palabras que con el dibujo pero, en esas eternas y aburridas reuniones a las que me toca asistir muchas veces, siempre dibujo flores: de distintos colores, diferentes formas, únicas, repetidas, agrupadas... Depende de mi estado de ánimo. Y luego se las regalo a mis amigos.

Luisacov dijo...

Al igual que Ilaski dibuja flores y Chema árboles, yo pinto el mar, unas veces agitado por el oleaje, otras veces calmo bajo un sol que anochece.