Detrás de la ventana

Las tapas de un libro ilustrado son ventanas hacia afuera, abiertas al color, a la imaginación, al mundo de los sueños, al cielo de los niñ@s.
Las ventanas del estudio del ilustrador son tapas de un libro cerrado que se va escribiendo día a día, hora a hora, pincelada a pincelada, en el silencio de papel blanco.
Detrás de esta ventana donde se ha subido el gato Baco está la mesa de dibujo del ilustrador. Si queréis echar un vistazo detrás de los cristales, estáis invitadas (e invitados).

6 comentarios:

Lamia dijo...

Es una ventana preciosa, Chema. ¿Sabes? Simba ha empeza a dar sus primeros pasos fuera de casa. Y lo hace como Baco. Aprovecha cuando tiendo o cojo la ropa de la ventana para pasearse por el alfeizar que se estiende entre las ventanas de la cocina y el baño. Aunque P. y yo pasamos un poquito de miedo, Simba disfruta o contempla el mundo.

Ro dijo...

Que bella imagen, y aceptamos la invitación, nos asomaremos mis tres gatos y yo a observar,
Un abrazo
Ro

Tanakil dijo...

Un buen alféizar sobre el que sentarse, sí, señor :-) Cuando dé el sol, se debe de estar muy a gusto.
Veo que habéis cambiado la cabecera y otras cositas del blog. Queda muy chulo.
Por cierto, busco ilustradores de hadas, ¿conocéis a alguno?
Saludos,
Tanakil.

Luisacov dijo...

Hola Baco. Que bien se te ve desde tu puesto de vigía. Como un centinela guardas los secretos que los cuadernos de esbozos esconden entre esos trazos que están a punto de nacer mientras, con tu cuerpo, atrapas el calor que algún rayo de sol despistado, se olvido sobre la piedra del alféizar.

Hola también a ti, Chema. Me alegro que sigas estando aqui. Me encantan las contraventanas de madera, me recuerda a la casa donde nací y a otros tiempos...

:chemalera: dijo...

Hola, Lamia, hay pocas cosas en la vida más divertidas que sentarse en sitios altísimos con las piernas colgando, por eso entiendo tan bien a los gatos. (Pero no lo perdáis de vista) Bsos.

:chemalera: dijo...

Gracias por tu visita, Ro, aquí y allí, y por tus palabras. Un abrazo para tí y para tus tres mosqueteros!

Hola, Tanakil, sí, hemos enredado un poco, pero poca cosa, y gato Pu que quería salir a la par con el cuentero, qué se le va a hacer... En cuanto pueda te dedico un hadita, bueno, fadita, de las mías... Abrazos, para tí y los tuyos, que a ver si se asoman algún rato a tu blog, que los echamos en falta...

Luisacov, ¡es cierto! parece un centinela el bueno de Baco, pero en realidad es un perezoso de altura, jajaja... Esta casa ha cobijado muchas muchas infancias... Un abrazo!